Image Alt

LA SALVE participa en una mesa redonda sobre empresas y música junto con LABORAL Kutxa y Euskaltel

LA SALVE participa en una mesa redonda sobre empresas y música junto con LABORAL Kutxa y Euskaltel

«Hoy en día en la música el público busca experiencias; sentirse únicos y especiales»

mie 1

 

logo musika imposibleAlrededor de 50 personas se dieron cita en Bilborock con motivo de la «Jornada formativa sobre financiación pública y privada de la Industria Musical» que organizó MIE, la Asociación de la Industria de la Música de Euskadi. LA SALVE estuvo invitada para explicar su estrategia en torno a la música como eje clave para su vuelta al mercado.

Iker Merchán, socio fundador de LA SALVE, explicó el carácter estratégico de la música para la marca bilbaina. Le acompañaron en la mesa redonda Nerea Lupardo de Euskaltel, Ane Doistua de LABORAL Kutxa y Roberto Carreras de la agencia Muwon. Los cuatro tienen claro lo que el público quiere hoy en día: vivir experiencias no comprables, que les aporte sensaciones más allá del servicio que ofrece cada entidad.

«Cuando resurgió LA SALVE decidimos que queríamos ser partícipes de esa emoción positiva que genera la música»

Iker señaló que «la música genera emociones positivas incomparables. Se puede comprobar con el ‘efecto Amelie’: mirar hacia atrás en un concierto y recorrer las caras del público ante su grupo de música favorito. Esto en otro ámbitos solo ocurre de forma excepcional«. Por eso, cuando resurgió LA SALVE, «decidimos que queríamos ser partícipes de esa emoción y vincularnos a esas experiencias positivas que la gente quiere disfrutar«. La marca de cerveza actualmente colabora con profesionales de la música, según Iker, «como compañeros de viaje y con el objetivo de impulsar proyectos locales«.

mie 2Nerea Lupardo explicó que en Euskaltel «hemos tenido la música muy presente en nuestros patrocinios con colaboraciones con bandas reconocidas como We Are Standard«. Su labor en el mundo musical es «ayudar a que proyectos y festivales logren una buena cobertura económica y social porque entendemos que estas colaboraciones nos ayudan a colocarnos en el mundo y a ser más referentes«.

Ane Doistua, de LABORAL Kutxa, aseguró que «nuestra clave no es el evento que patrocinamos sino para qué es el evento; nuestra filosofía es patrocinar por una razón de ser«. En la entidad cooperativa lo tienen claro desde su fundación ya que apoyan proyectos locales para que la sociedad de aquí disfrute de lo de casa. «Trabajamos con editoriales como Elkar o músicos como Benito Lertxundi, y apoyamos a agrupaciones musicales como coros«.

Los tres ponentes locales eran conscientes de que el éxito del patrocinio actual no solo se basa en colaboraciones, sino que es necesario dar un paso más y organizar eventos propios. Ane, por ejemplo, fue partidaria de los eventos exclusivos para clientes, «que se sientan especiales de formar parte de una marca». Nerea lo corroboró, ya que «nuestros clientes se sienten únicos«, a lo que añadió que «las redes sociales son una herramienta más que necesaria para llegar su público. Es una forma de impactar sin tanta logística y menos coste, eso sí, es necesario generar un contenido atractivo y que llame la atención«.

«Es necesario experimentar, saber estar a la altura del momento que vivimos y arriesgar»

Buena muestra de ello es el programa #MusikaImposible de LA SALVE que ha generado ya más de medio centenar de conciertos para públicos reducidos en entornos descontextualizados, como la actuación de Dekot en el gasolino por la ría o la de Kepa Junkera en la pasarela superior del Puente Colgante.

Roberto Carreras de la agencia especializada en música Muwon aportó su experiencia en grandes proyectos. Él fue uno de los artífices del reconocido «Plan B» del músico y productor Carlos Jean. Según explicó, «hoy en día la música ya no solo se escucha sino también se siente, se ve y genera emociones«. Tal y como le avala su experiencia, tiene claro que «es necesario hacer las cosas diferentes. Hoy en día las giras, los conciertos, los festivales, las producciones no tienen por qué ser de una forma u otra sin salirte del camino marcado. Es necesario experimentar, porque eso mismo es lo que el público busca, por ejemplo, realizar un ‘selfie’ en el momento en el que vive una experiencia única». Recomendó a las empresas «saber estar a la altura del momento que vivimos y arriesgar«.