Image Alt

«En Getxoarte queremos que la gente discuta de cosas interesantes con una Salve en la mano»

«En Getxoarte queremos que la gente discuta de cosas interesantes con una Salve en la mano»

Eduardo Hurtado, comisario de Getxoarte

Edu Hurtado. Foto de Elssie Ansareo

Edu Hurtado. Foto de Elssie Ansareo

De la mano de nuestro programa LA SALVE Design seguimos haciéndonos un hueco en el panorama artístico local. En esta ocasión será en Getxoarte 2015, el salón de prácticas contemporáneas organizado para acercar el trabajo de jóvenes artistas al público y ofrecerles una experiencia expositiva diferente a todo lo demás. Un evento que se celebra desde el pasado jueves, 12 de noviembre, en la Plaza estación de Las Arenas.

A cargo de todo ello encontramos a Eduardo Hurtado, un vallisoletano tan auténtico como nuestra cerveza, que nos acerca la esencia de este salón repleto de propuestas arriesgadas “que no pueden verse en otros sitios”. Además, este año, como novedad, Getxoarte cuenta con un artista invitado, el malagueño Antonio Ruiz Montesinos.

En medio de todo el completo programa previsto hasta el domingo, 15 de noviembre, LA SALVE también tendrá su momento. Será en el apartado del Programa Curatorial de hoy sábado.

¿Cómo y cuándo llegas a Getxoarte?

Hace un año y medio. Llego de la mano de Luzia Martín, técnica del Aula de Cultura del Ayuntamiento de Getxo, que me sorprendió con una llamada y me invitó a tomar las riendas de este proyecto. Actualmente lideramos uno de los programas más ambiciosos del municipio en colaboración con otras áreas.

¿Qué es Getxoarte? ¿Qué ha cambiado en Getxoarte desde tu llegada?

«En Getxoarte se pueden disfrutar de proyectos inéditos de arte y cultura contemporánea»

Getxoarte es un proyecto único en el Estado, porque es un salón en el que disfrutar de proyectos inéditos de arte y cultura contemporánea. Creo que Getxoarte ha cambiado mucho en estos meses, y todavía necesitamos cambiar muchas cosas. Fundamentalmente ha dejado de ser un espacio únicamente para mostrar y se ha transformado en un espacio formativo y experiencial. Nuestra idea es generar un lugar de encuentro y de reflexión. Lo más importante ahora son dos cosas: poder hablar sobre el trabajo de manera pausada y calmada, y también el concepto de «aprendizaje».

¿Dónde y cómo encaja cerveza LA SALVE en Getxoarte?faldon_getxoarte

Precisamente dentro de un contexto más lúdico, en el que la conversación y la reflexión se dan en un espacio más distendido, ameno e informal. Es algo que consideramos fundamental, porque el arte contemporáneo tiene mucho que ver con espacios relacionales y con mantener conversaciones sobre cosas de verdad.

¿Por qué LA SALVE?

«Queremos que la gente discuta de cosas interesantes con una cerveza en la mano»

LA SALVE tiene un compromiso con nuestro contexto de trabajo en el ámbito de las prácticas contemporáneas, el arte, el diseño o la moda. Una sensibilidad por acercarse a estos lugares para apoyarlos. También porque la relación se ha establecido de una forma natural, sin tener que forzar nada. Queremos que la gente pueda estar discutiendo de cosas interesantes, profundizando en asuntos de calado intelectual, personal y colectivo, con una cerveza en la mano. Nos hemos entendido muy rápido y muy bien, creemos en lo mismo. No es lo que haces, es «cómo» lo haces.

¿Cuáles son las novedades de este año?

«Las actividades de carácter abierto, formativo y público son fundamentales»

La profundización en los programas educativos, que Getxoarte haya dejado de ser un evento puntual y se haya convertido en una herramienta de programación anual y los diferentes acuerdos que hemos establecido dentro de nuestro contexto de trabajo.

¿Qué destacarías del programa de 2015?

El programa general, es decir, los 30 proyectos seleccionados… y todo el desarrollo espacial que implementa las actividades de carácter abierto, formativo y público. La construcción de esfera pública y la activación de la plaza son fundamentales.

¿En qué consiste el programa que se desarrolla de manera paralela a Getxoarte?

«LA SALVE tiene un compromiso con nuestro contexto de trabajo en el ámbito de las prácticas contemporáneas, el arte, el diseño o la moda.»

Se trata de un acercamiento a «lo escénico» con el que tratamos además de incorporar experiencias más lúdicas, que nos ayudan a generar redes más emocionales, más cercanas y más basadas en la cuestión afectiva. No basta con que los proyectos sean serios y coherentes, también tenemos que poder encontrarnos en esos momentos más lúdicos. El programa curatorial este año tiene que ver con eso.