LA SALVE consolida la primera plantación de lúpulo en Euskadi

LA SALVE consolida la primera plantación de lúpulo en Euskadi

  • LA SALVE participa junto a otras nueve entidades en el proyecto LUPULUS, financiado por el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco, que activará la cadena de valor de la cerveza en Euskadi
  • Actualmente, acaba de finalizar la recolecta de la plantación de lúpulo puesta en marcha hace dos años en Berantevilla, Álava, con una superficie de más de una hectárea y que cuenta con seis variedades diferentes que abarcan lúpulos tradicionales y también de tendencia
  • LA SALVE incrementa así la apuesta por la generación de valor local y riqueza en el entorno a través de la creación de cerveza de kilómetro cero
  • Toda la cerveza de LA SALVE se elabora con cebada 100% alavesa y, a partir de la puesta en marcha de este proyecto, el lúpulo tendrá el mismo origen, por lo que la cerveza kilómetro cero será una realidad

La primera plantación de lúpulo en Euskadi se consolida como pieza clave en la recuperación de este tipo de cultivo tras finalizar la segunda recolecta en el terreno. Este ensayo es el eje de LUPULUS, un proyecto para activar la cadena de valor de la cerveza en Euskadi promovido por LA SALVE, junto a otros nueve socios. Se trata de una iniciativa surgida en 2017 que, con el apoyo del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras de Gobierno Vasco, ha supuesto la vuelta a plantar lúpulo en terreno vasco, concretamente, en una parcela de 1.200 metros cuadrados situada en Berantevilla, Álava, y siguiendo el diseño y asesoramiento de NEIKER.

Ha supuesto la vuelta a plantar lúpulo en terreno vasco, concretamente, en una parcela de 1.200 metros cuadrados situada en Berantevilla.

En este momento, se ha recogido la totalidad del lúpulo plantado en Álava, que pertenece a las variedades Nugget, Cascade, Perle, Magnum, Spalt y Saaz. Se trata de la segunda recolecta desde que se puso en marcha la plantación y los resultados indican que tanto el clima como la tipología del terreno están resultando óptimos para este tipo de cultivo, teniendo en cuenta que las plantas se encuentran en este momento a un 40% de su capacidad productiva.

El lúpulo cosechado en esta plantación servirá para hacer pruebas en diferentes recetas y estudiar diferentes productos cerveceros. Esta plantación es clave para LA SALVE, ya que la agricultura es el sector proveedor con mayor peso específico para la compañía.

El lúpulo cosechado en esta plantación servirá para hacer pruebas en diferentes recetas y estudiar diferentes productos cerveceros.

Además, el ensayo se está realizando sobre variedades de lúpulos tradicionales pero sobre todo sobre lúpulos de tendencia, que buscan responder al reto al que se enfrenta la industria alimentaria: adaptarse a las tendencias de un consumidor cada vez más preocupado por la salud y el bienestar; de ahí que se busquen ingredientes y alimentos más naturales. El sector se apoya en la investigación para incorporar métodos innovadores que fomenten el desarrollo de alimentos innovadores y saludables. El trabajo de LA SALVE con centros tecnológicos como AZTI y NEIKER es la prueba de su compromiso con la alimentación saludable y kilómetro cero.

Está previsto que el proyecto LUPULUS se prolongue durante diez años, alcanzando el punto máximo de productividad a los cinco años, y que el fruto se reparta entre los socios participantes: Txorierri Garagardoa, Pagoa, Olbea, Boga, Urbanbeer, Gar&Gar, Baias Garagardotegia, Olañeta y Etxeandia garardauak, además de LA SALVE. Por su parte, el agricultor responsable de la parcela es Ángel Torre, perteneciente a AGA Sociedad Cooperativa de Agricultores y Ganaderos de Álava, cooperativa asociada a UAGA (Unión de Agricultores y Ganaderos de Álava).

LA SALVE participa activamente en el proyecto LUPULUS porque contar con lúpulo cercano es clave en la estrategia de crecimiento de la empresa y porque entronca con su compromiso con el entorno local que se materializa a través de cuatro pilares:

  1. Ser sostenible en su entorno minimizando el impacto ambiental de su actividad y utilizando para ello materias primas de origen local o lo más cercanas posibles. Esto ayuda a reducir la emisión de los gases de efecto invernadero asociados al transporte de materias primas.
  2. Promover la economía de cercanía en su entorno local de actividad, dando valor a la proximidad mediante el impulso de productores locales, la creación de empleo y la inversión en I+D.
  3. Generar empleo en el entorno de Bilbao.
  4. Ser transparente: fomentar medidas e iniciativas orientadas al fortalecimiento de un comportamiento transparente estableciendo vías de comunicación con los principales actores sociales: accionistas, clientes, consumidores, empleados, administración, medios de comunicación y otros colectivos, estando a su disposición los certificados de materias primas locales, informe de Responsabilidad Social Corporativa, e indicadores de su comportamiento ambiental. 

LA SALVE kilómetro 0

A través de iniciativas como LUPULUS, la cerveza kilómetro 0 es una realidad cada vez más cercana. En este sentido, LA SALVE ha adquirido los siguientes compromisos:

  • Las cervezas ‘LA SALVE Kilómetro cero’ están producidas a partir de materias primas 100 % de origen local o de los proveedores más cercanos disponibles.
  • La producción de las cervezas ‘LA SALVE Kilómetro cero’ se realiza en su totalidad en Bilbao, en la FÁBRICA DE CERVEZAS LA SALVE, inaugurada el pasado mes de marzo.
  • Las cervezas ‘LA SALVE Kilómetro cero’ se distribuyen desde Bilbao en un entorno local, a una distancia media no superior a los 100 km.
  • Las cervezas ‘LA SALVE Kilómetro cero’ son productos de proximidad, cuyas materias primas y auxiliares provienen del trato directo con el productor, reduciendo al mínimo imprescindible el número de intermediarios.
  • Las materias primas con las que se producen ‘LA SALVE Kilómetro cero’ provienen de productores agrícolas debidamente registrados y con todas las garantías de control que exige la normativa comunitaria.

Por los motivos anteriores, LA SALVE ya utiliza en la elaboración de sus diferentes variedades de cerveza cebada 100% alavesa, fruto de su acuerdo en 2016 con INTERMALTA, principal proveedora de cebada en el mercado cervecero de España. Este acuerdo se enmarca en el compromiso y filosofía de la empresa, basada en la generación de valor local y la creación de riqueza en su entorno. A partir de la puesta en marcha del proyecto LUPULUS, el lúpulo tendrá el mismo origen, por lo que la cerveza kilómetro cero será una realidad.