En El Correo: «De la barra a la pasarela», sobre la presentación hoy de la colección O/I de AZABALA

En El Correo: «De la barra a la pasarela», sobre la presentación hoy de la colección O/I de AZABALA

presentación AZABALA

Amaia Zabala y Haizea Poza, de AZABALA, junto a Eduardo Saiz, promotor de LA SALVE

Queremos traer hoy a este blog un artículo publicado en El Correo:

La Salve, la histórica marca de cerveza bilbaína, revoluciona el mercado comercial y artístico con su apoyo a diseñadores de moda

La Salve es la caña. La cerveza 100% bilbaína que irrumpió hace año y medio tras un silencio de casi cuatro décadas revoluciona el mercado comercial y artístico. Si a día de hoy está ya presente en más de 900 establecimientos hosteleros y para 2019 aspira a hacerse con el 10% de la cuota de mercado vizcaíno, la legendaria compañía salta ahora de la barra a la pasarela. Y lo hace para reafirmar su compromiso «de siempre» con la cultura. El que mantenía, por ejemplo, ya en los años 50 del siglo pasado, cuando nadie le tosía en ventas y no hacia falta preguntar a los bilbaínos sobre qué era la Salve.

Todo el mundo sabia que era ‘la cerveza’, y no una cerveza más. Con el viento a favor de los clientes, que vuelven a apreciar el sabor de esta ‘rubia’, la compañia rescatada por tres jóvenes empresarios se adentra en el mecenazgo y apadrina el apoyo al mundo de la moda. Lo hará inicialmente a través de la diseñadora donostiarra afincada en Londres Amaia Zabala, conocido en el mundo fashion como Azabala.

El Correo sobre Azabala

«Todo el mundo sabia que La Salve era ‘la cerveza’, y no una cerveza más»

Como antesala a su participación en la Cibeles Fashion Week, donde presentará la linea del próximo invierno, Eduardo Saiz y Jon Ruiz harán las labores de ‘cicerones’ y presentarán hoy, en Trimmer, uno de los locales de moda de Bilbao, su última apuesta. Como la cerveza, tampoco se trata de cualquier colección. Es especial. Cuentan de ella que intenta desarrollar una linea de mujer «depurada, cómoda» y, por supuesto, urbana. Es algo que no se pone en duda teniendo en cuenta que se inspira en Londres, aunque la producción se lleve a cabo en talleres de Barcelona. Los expertos sostienen que el último trabajo de Amaia Zabala va más allá y busca su esencia en «el saber hacer escandinavo». Mantiene un cuidado por la delicadeza y sus ropas aportan alguna que otra pincelada andrógina. Sus colecciones acostumbran a plantear un diálogo entre el contraste de las prendas y mantienen una gran atención por los patrones y las piezas drapeadas y fluidas. Presente en cuatro países, Zabala no lo tiene fácil en estos tiempos tan complejos.

Ajenos a tendencias

«Es muy importante para nosotros poder colaborar con figuras importantes como Azabala»

Ajena a los vaivenes de las tendencias, sus trabajos evocan un espíritu atemporal y evolucionan con un determinante concepto de continuidad «sin interrupciones entre ellos». Es lo que le sirve para asegurarse la fidelidad del público.

Pero ‘La Salve Design’ encierra una ambición mayor. Actúa con la idea de aprovechar estas sinergias para acercar el trabajo de los artistas a un público más amplio. «Es muy importante para nosotros poder colaborar con figuras importantes del diseño como Azabala para difundirlo con mayor fuerza», detalla Saiz.

La diseñadora vasca no es la única que entra en los planes de los cerveceros, que llevan tiempo trabajando con creadores como Juanjo Oliva. Además, han dinamizado la vida cultural en más de 200 eventos musicales. En realidad, la pirueta artistica que darán a conocer hoy en el mismo corazón de Bilbao entrelaza los destinos de retos tan distintos: «La Salve y el diseño son cultura», relata Saiz. Y ambos, ajenos a las modas, aspiran a perdurar en el tiempo con un sabor único.