Image Alt

Los orígenes alemanes de LA SALVE Bilbao: José Schumann y Cordes

Los orígenes alemanes de LA SALVE Bilbao: José Schumann y Cordes

Comenzamos una serie de artículos históricos sobre nuestra cerveza, gracias a la labor investigadora de Miguel Ángel Santos Crespo. En su blog La cerveza de Bilbao ha hecho una exhaustivo recorrido de la historia de las empresas cerveceras de la villa. A lo largo de varios textos y con su ayuda rescataremos documentos, anécdotas y curiosidades de los más de 100 años de historia de LA SALVE Bilbao.

primera-ubicacion-fabrica-cervezas-lasalve

Primitiva ubicación de la Fábrica de José Schumann, en La Campa de la Salve, en 1886 (Fondo Fotográfico Pedro Telesforo de Errazquin, Museo Vasco, Bilbao)

Nuestro origen se remonta a 1886, cuando José Schumann y Cordes, hijo del alemán Carlos Federico Schumann Strebel, cervecero asentado en Bilbao desde 1870, solicitó autorización para la instalación de una fábrica destinada a la elaboración de cervezas y bebidas gaseosas en el término de La Salve.

El padre del fundador de LA SALVE se había asentado en Bilbao en 1870

Ese lugar de evocación marinera, situado junto a los muelles de la Ría, en aquel entonces alejado del centro de la Villa de Bilbao, era conocido por dicho nombre debido a que los barcos que zarpaban del puerto al pasar por allí rezaban una salve marinera a la Virgen de Begoña, patrona de Bilbao, cuya Basílica se veía desde ese punto.

La zona de La Salve se encontraba situada al final del Campo de Volantín, paseo en el que la floreciente burguesía bilbaína del XIX había comenzado a construir sus pequeñas mansiones. Comprende dichos muelles, una campa próxima y una pequeña ladera que asciende al monte Artxanda.

Ese mismo año de 1886 se había concedido permiso a José Schumann para el aprovechamiento de las aguas alumbradas del túnel del ferrocarril de Bilbao a Lezama, situado en la ladera de Artxanda, junto a La Salve, para su uso industrial.

muelle-lasalve-casetas-campa1886

Muelle de La Salve y casetas de la campa, 1886 (Fondo Fotográfico Pedro Telesforo de Errazquin, Museo Vasco, Bilbao)

En un primer momento, la fábrica se instaló en dos de las casetas existentes en la Campa de La Salve, propiedad de Juan E. Delmas. Una de ellas albergaría la bodega y almacén de botellas vacías, carros y demás, y la otra el horno de elaboración de la cerveza, la tina de elaboración, el tostador de cebada, la zona de limpieza de botellas, el depósito de agua, los enfriadores y una zona para la elaboración de bebidas gaseosas.

Schumann se asoció con la familia Echevarría, dueños de la Fábrica de Conservas “La Begoñesa”

En 1887 Schumann presenta un proyecto de obras de adaptación de dichas casetas, firmado por Narciso de Goiri, que es aceptado por el Ayuntamiento. Pero se dio la circunstancia de que en dicha zona de La Salve la familia Echevarría tenía diversas posesiones, entre ellas la Fábrica de Conservas “La Begoñesa”, por lo que José Schumann debió asociarse con ellos para su negocio cervecero.

Justo Echevarría ya en 1887, coincidiendo con la visita de la familia real a Bilbao, que desembarcaría en septiembre de dicho año en los cercanos muelles de La Salve, tenía permiso municipal para establecer un puesto de venta de cervezas y otras bebidas gaseosas al lado de la fábrica que él mismo regentaba con Schumann; de esta unión surgiría la Fábrica de Cervezas Echevarría y Schumann hijo, cuya existencia no fue muy duradera.

No solo producían la cerveza. También la vendían junto a café y refrescos en la feria

En 1888 en la feria de las fiestas de Bilbao, situada en la Gran Vía, dicha empresa instaló un establecimiento de venta de cerveza, café y refrescos. La Sociedad Echevarría y Compañía, socia de Schumann, en 1890 solicitó autorización municipal para establecer un depósito administrativo en unos locales de su propiedad de la Salve, para el almacenamiento de hielo con destino al abastecimiento de las fábricas de elaboración de cerveza, entre ellas la que ella misma regentaba con Schumann.

muelles-lasalve-visita-real

Imagen de los muelles de La Salve con motivo de la visita de la Familia Real en 1887 (Fondo Fotográfico Pedro Telesforo de Errazquin, Museo Vasco, Bilbao)

El negocio cervecero debió de funcionar bien, ya que en 1897 José Schumann ya no es socio de los Echevarría y construye unas nuevas bodegas en la ladera de Artxanda, concretamente sobre el arroyo de Artasamina, al lado del manantial de aguas del túnel del ferrocarril de Lezama, del que tenía la concesión de explotación.

Enb 1897 la fábrica pasó a la ubicación que casi ocuparía un siglo

La fábrica dejaba sus primeras instalaciones cerveceras y se asentaba definitivamente en ese lugar, no alejado de La Salve y en el que permaneció hasta su cierre, aunque manteniendo un puesto de venta de cervezas en la campa de la primera ubicación. En esos primeros años se conocería como Cervecería La Salve o de Schumann.

En 1900 fallece su padre, Carlos Schumann, haciéndose cargo también de su fábrica, ubicada desde 1874 en la calle Iturribide número 44. En 1903 la cierra y amplia las nuevas instalaciones de La Salve. En ellas se instalaría una máquina frigorífica para enfriar la cerveza almacenada en dichas bodegas y elaborar hielo destinado a la venta, con lo que estableció un depósito doméstico de hielo en la fábrica. En 1904 obtuvo permiso para ampliar las bodegas, levantar un piso y construir un pabellón en las instalaciones existentes, obras que fueron ejecutadas por Pedro Peláez, maestro de obras de diferentes edificios del Bilbao de aquellos años.

De los primeros años de la fábrica de cervezas de J. Schumann no se conocen ni etiquetas ni envases

Durante los años 1908 y 1910 pagó al año 20.000 pesetas al Ayuntamiento por los derechos de la cerveza elaborada con destino al consumo, que subieron hasta 30.000 pesetas en 1914. La fábrica en 1909 abonaba 1500 pesetas anuales de renta al Ayuntamiento en concepto de uso de la Campa de la Salve, en la que colocaba mesas y sillas para la venta y consumo de sus cervezas, renta que desde 1910 fue reducida a 1000 pesetas y que se mantuvo al menos hasta 1921. De esos primeros años de la fábrica de cervezas de J. Schumann no se conocen ni etiquetas ni envases.

El 28 de noviembre de 1910 muere a los 49 años José Schumann, dejando a su viuda, Marina Barasorda, la titularidad de la empresa. No sería la única vez que sucedería algo así.