Image Alt

Esta semana ha arrancado el comienzo de la cosecha de lúpulo y LA SALVE ha renovado su acuerdo con Hopsteiner por el que seguirá trabajando con lúpulos cercanos para producir sus cervezas.

Renovación de Acuerdo con Hopsteiner fabricante de lúpulo - LA SALVE

Esta semana ha arrancado el comienzo de la cosecha de lúpulo y LA SALVE ha renovado su acuerdo con Hopsteiner por el que seguirá trabajando con lúpulos cercanos para producir sus cervezas.

Esta semana ha arrancado el comienzo de la cosecha de lúpulo y LA SALVE ha renovado el acuerdo que firmó con Hopsteiner en 2019 y seguirá utilizando lúpulo de Cirueña en las variedades que allí se producen para elaborar sus cervezas, manteniendo así el compromiso sellado hace ahora 3 años.

 

LA SALVE ha renovado su acuerdo con Hopsteiner, principal proveedor de lúpulo de las cerveceras, manteniendo así la línea del compromiso adquirido hace ahora tres años por el que la totalidad del lúpulo que utiliza LA SALVE seguirá siendo cercano. En la renovación del acuerdo ha estado, por parte de Hopsteiner, José Antonio Magadán Marcos, Director General. El acuerdo es consecuencia del compromiso de LA SALVE con lo cercano, que se enmarca en la filosofía de la empresa, basada en el objetivo de generación de valor y creación de riqueza en su entorno. Así, desde 2019 el lúpulo que utiliza LA SALVE para su fábrica de Bilbao y para las variedades de lúpulo Nugget, Eureka y Apollo es cultivado a menos de 100 km.

 

La renovación del acuerdo se ha producido en Villanueva de Carrizo, León, donde está la sede de Hopsteiner y se ha sellado con José Antonio Madagán director general.

 

Este compromiso va en línea con el firmado hace ahora 3 años con Intermalta por el que el 100% de la cebada que utiliza LA SALVE para todas sus cervezas, desde entonces solo procede de Álava.

La campaña de recolecta de este año, ha empezado hace unos días con las labores de cosecha y en palabras del agricultor Pedro Cañas “ha estado marcada por un año climatológico con menos lluvía que un año normal aún así el lúpulo que se está recogiendo es lúpulo sano y de calidad”.

 

Hopsteiner es el principal comercializador de lúpulo en España y proveedor de la mayoría de las cerveceras en España. El lúpulo que Hopsteiner sirve a LA SALVE de las variedades Nugget, Eureka y Apollo son desde la plantación de Cirueña en La Rioja. Un cultivo de 8 hectáreas que lleva cultivando lúpulo desde mediados de los 90.

 

LÚPULO

El lúpulo es junto a la cebada malteada, la levadura y el agua, uno de los elementos principales en la elaboración de cerveza, cuyas propiedades organolépticas variará en función de la cantidad, el tipo y las características de lúpulo que se utilice.

El lúpulo es la flor femenina de la planta trepadora Humulus lupulus. Es una planta que tiene glándulas de resina y aceite en la base de sus hojas florales y gracias a ello es el saborizante fundamental de las cervezas. El lúpulo aporta dos elementos a la cerveza: amargor y aroma en función de la variedad utilizada y del momento de adición a la cerveza.

 

sellos KM0 lupulo y cebada de LA SALVE

 

LA SALVE cervezas comprometidas con lo cercano

En este sentido, cervezas LA SALVE ha adquirido los siguientes compromisos:

  • Las cervezas LA SALVE están producidas a partir de materias primas 100 % de origen local o de los proveedores más cercanos
  • Las cervezas LA SALVE son productos de proximidad y los componentes auxiliares provienen del trato directo con el proveedor reduciendo al mínimo imprescindible el número de intermediarios

Eduardo Saiz Lekue, director de cervezas LA SALVE ha querido subrayar que:

LA SALVE no solo es una empresa que en 130 años de historia ha desarrollado su actividad afincada en Bilbao sino que, además, siempre ha visto la importancia clave de evolucionar siendo fieles al entorno de donde somos. En 2019, para que una empresa sea vasca no solo vale con que el domicilio social y fiscal esté aquí, o con traer la producción aquí, sino que pensamos que es necesario traccionar una cadena de valor formada íntegramente por elementos del entorno. En este sentido, que toda nuestra cebada sea de Álava y que nuestro lúpulo sea de La Rioja son ejemplos de esta forma de ver nuestro desarrollo.

LA SALVE basa su crecimiento en los productos de cercanía realizados con los productores locales de materias primas cercanas: elaborando todas las cervezas con cebada 100% alavesa y utilizando lúpulo cultivado a menos de 100 km, con el objetivo de reducir el impacto medioambiental y generar riqueza local

El Plan de Crecimiento de la cervecera vasca, contempla el compromiso estratégico en clave de competitividad y desarrollo empresarial mediante un producto 100% cercano en colaboración con los productores locales y con total respeto al medio ambiente. Se trata de un compromiso que prioriza la apuesta de LA SALVE por lo cercano y por la sostenibilidad.