Image Alt

Zirkozaurre inaugura su nueva sede en la antigua fábrica de Artiach

Zirkozaurre inaugura su nueva sede en la antigua fábrica de Artiach

 

En LA SALVE nos mueve la innovación, el arte y los artistas locales que apuestan por plasmar su pasión en un Bilbao abierto a todas las modalidades escénicas que se le cruzan por el camino. Esta vez acudimos al al cuarto aniversario de Zirkozaurre, la asociación destinada a la difusión del circo y de las artes escénicas, un proyecto que ha crecido a pasos agigantados hasta convertirse en una referencia del arte bilbaíno. Este aniversario coincide además con la inauguración de su nueva sede en la antigua fábrica de galletas Artiach.

Zirkozaurre es otro ejemplo claro de la regeneración de Bilbao y su apuesta por nuevas iniciativas locales

la salve spiritPara celebrar sus primeros cuatro años, organizaron una fiesta en su nueva sede a la que se acaban de mudar, otro ejemplo claro de la regeneración de Bilbao y su apuesta por nuevas iniciativas. Nos asombramos con sus malabares y acrobacias, bailamos con música en directo y recibimos sorpresas inesperadas.

Además, refrescamos el ambiente y compartimos experiencias artísticas, y sentimos que LA SALVE ha sido parte del éxito de esta iniciativa, hasta nos ha entrado en «gusanillo» por probar el arte del clown. Quién sabe si algún día nos atrevemos…

zirkozaurre1Quien se acerque a Zirkozaurre se encontrará con un espacio abierto a todos los públicos desde talleres de circo en familia con niños y niñas desde los 13 meses; talleres infantiles desde los 4 años; cursos para jóvenes y adultos a partir de los 14 años y opciones de aprendizaje y mejora para personas con inquietudes profesionales en las artes escénicas. Según nos cuenta Inés Delgado, gestora cultural de la asociación, «tenemos gente aficionada y profesional que buscan un punto de encuentro».

Vencer miedos y mejorar habilidades

Un pabellón de 1000 metros cuadrados con una zona de entrenamiento para las acrobacias aéreas, malabares, yoga, clown y pilates, entre otras actividades, y un escenario para crear y mostrar «donde la gente viene a liberar estrés tras largas horas en la oficina, a mejorar habilidades sociales como hablar en público y a vencer miedos y fobias como las alturas», nos cuenta Inés.

Además, en Zirkorraurre cuentan con un vivero de compañías de circo y artes escénicas y el programa Haztegia, donde tal y como explica la responsable de la asociación, «damos la oportunidad en la creación de nuevos proyectos amateurs en nuestro espacio, facilitando su inserción profesional, apoyando y asesorando mediante plataformas digitales y servicios TICs». Hasta ahora por el espacio han pasado 10 compañías profesionales en busca de un lugar para poder crear y mostrar sus trabajos yotros dos proyectos bajo la convocatoria de Haztegia.

Zirkozaurre comienza una nueva etapa en su sede de la antigua fábrica de galletas Artiach, en la que en LA SALVE estamos seguros que seguirán creciendo y siendo parte activa de Bilbao.