Image Alt

El alcalde de Bilbao inaugura el Paseo Lucía Yarza en recuerdo de la fundadora de Cervezas LA SALVE

Inauguración paseo Lucia Yarza Bilbao - LA SALVE Bilbao

El alcalde de Bilbao inaugura el Paseo Lucía Yarza en recuerdo de la fundadora de Cervezas LA SALVE

Hoy se ha inaugurado en Bilbao el Paseo Lucía Yarza, situado en el entorno donde se encontraba la primera Fábrica de Cervezas LA SALVE en 1886.

El Alcalde de Bilbao Juan Mari Aburto, junto a la Concejala de Atención y Participación Ciudadana, Oihane Agirregoitia, y representantes de la Corporación Municipal, ha inaugurado esta mañana el nuevo “Paseo Lucía Yarza Pasealekua” entre Grupo Montaño y el viaducto de Avenida Maurice Ravel, en recuerdo de la emprendedora bilbaina que a comienzos del siglo XX estuvo al frente de la histórica Fábrica de cervezas LA SALVE.

El acto ha contado además con la presencia de Gorka Pérez Yarza tataranieto de Lucia Yarza y Consejero de LA SALVE en la actualidad; Eduardo Saiz Lekue y Jon Ruiz Ibinarriaga, promotores de LA SALVE y responsables del relanzamiento de la empresa; así como representantes de Mahou San Miguel, socios de la cervecera bilbaína en su vuelta al mercado en 2015.

En palabras de Gorka Pérez Yarza “es un honor para la familia recibir este reconocimiento. Mi abuela fue una mujer pionera, adelantada a su tiempo que nos dejó en herencia su buen hacer y la pasión por las cosas bien hechas y por su entorno”. Eduardo Saiz Lekue, promotor de cervezas LA SALVE, por su parte ha querido señalar que “hoy, la ciudad le reconoce a Lucía su implicación, su trabajo y su esfuerzo en forma de calle. La asignación del nombre de Lucía Yarza a este vial situado en el entorno donde se encontraba la antigua Fábrica de Cervezas LA SALVE supone un motivo de orgullo y empuje para continuar en el trabajo de recuperar con LA SALVE una industria cervecera local que desde Bilbao compita en el mercado de la cerveza”.

Paseo Lucía Yarza en Bilbao - LA SALVE Bilbao

LUCIA YARZA, una viuda emprendedora

 

Lucía Demetria Yarza Arregui nació en la Anteiglesia de Begoña el 22 de diciembre de 1847. En 1870 se casó con el empresario alicantino Francisco Pérez, con quien tuvo un total de seis hijos y dos hijas. Tras enviudar en 1896, Lucía Yarza tomó las riendas de los numerosos negocios de la familia, entre los que se encontraban los míticos cafés Boulevard y Arriaga, el Bar Carabanchel y el Hotel Excelsior todos ellos en la ciudad de Bilbao. Además, en 1911, la familia Pérez Yarza con Lucia al frente, adquirió la Fábrica de Cervezas LA SALVE, creada en 1886 por José Schumann en la Campa de LA SALVE y dotada desde 1897 de nuevas instalaciones en la ladera del monte Artxanda, en la confluencia entre las actuales calles Artatzamina y La Salve, sobre el antiguo arroyo de Artatzamina que discurría junto al manantial existente cerca del túnel del ferrocarril. Yarza asumió junto a alguno de sus hijos, la gestión de LA SALVE y el resto de negocios durante casi 15 años hasta que, en 1923, delegó esta responsabilidad en su hijo mayor Francisco Pérez-Yarza quien estuvo al frente de la misma hasta su cierre en 1978. Lucía Yarza falleció en Bilbao el 3 de octubre de 1927.

 

LA SALVE: el despertar y el compromiso con el entorno

LA SALVE resurgió hace ahora 5 años de la mano de dos emprendedores locales: Eduardo Saiz Lekue y Jon Ruiz Ibinarriaga y cuenta con Mahou San Miguel como socio en el proyecto actual.

LA SALVE es, en este momento, la segunda cervecera más antigua del Estado en activo y, desde su vuelta al mercado, ha vuelto a posicionar su fábrica en Bilbao y traccionado de materias primas cercanas para la elaboración de cervezas km 0 y la recuperación de la industria cervecera local. La icónica cervecera volvió al mercado de la mano de dos emprendedores locales, amigos de la infancia, que contaron con la familia histórica en el arranque y posteriormente se asociaron con Mahou San Miguel para encarar el proyecto actual y poner a LA SALVE en el lugar que le corresponde como cerveza bilbaína. Desde entonces y fruto de su compromiso con la ciudad y con el sector cervecero, han conseguido hacerse un hueco en el mercado gracias a la buena acogida por parte de los consumidores.

Asimismo, LA SALVE lleva implícito en su ADN el compromiso con lo local y la innovación como palancas significativas de competitividad, centrada en el compromiso con lo cercano y con el respeto al medio ambiente y que denota la visión estratégica de la empresa bilbaína sobre cómo atender la demanda hoy y en el futuro. Fruto de ello y por este motivo, LA SALVE trabaja con la Asociación de cerveceros vascos, EGE; la Agencia Vasca de la Innovación, Innobasque; el Centro Tecnológico AZTI con quien desarrolla continuos proyectos de investigación; el Instituto de Investigación Alimentaria Neiker con quien impulsa la plantación de lúpulos locales bajo el proyecto LUPULUS y entidades como Euskalit o el Cluster de Alimentación de Euskadi.

 

La nueva fábrica y la cerveza kilómetro cero

 

LA SALVE inauguraba hace ahora dos años su fábrica actual en Bilbao. Se trata de la tercera fábrica que LA SALVE pone en marcha contando la que nació en 1886 en la Campa de La Salve y la posterior en la calle Artasamina. La puesta en marcha de lo que es el mayor centro productivo de cerveza de Euskadi ha conllevado una inversión de 2 millones de euros y ha supuesto el arranque de la producción de LA SALVE en Bizkaia. La nueva fábrica ha comenzado produciendo a un ritmo de 200.000 litros de cerveza km0 al año, con un cuidado proceso de elaboración y selección de la materia prima con origen cercano; cerveza generadora de valor, en unas instalaciones a la vanguardia de las fábricas cerveceras de Europa y con la idea de aumentar la producción paulatinamente.

Fruto de su búsqueda de una cerveza kilómetro cero real, LA SALVE utiliza en la elaboración de sus diferentes variedades de cerveza cebada 100% alavesa, fruto de su acuerdo en 2016 con INTERMALTA, principal proveedora de cebada en el mercado cervecero de España. Este acuerdo se enmarca en el compromiso y filosofía de la empresa, basada en la generación de valor local y la creación de riqueza en su entorno. A partir del acuerdo con Hopsteiner, principal proveedor de lúpulos cercanos o la puesta en marcha del proyecto LUPULUS, el lúpulo que utiliza la cervecera también es de origen próximo, por lo que la cerveza kilómetro cero ya es una realidad.

LA SALVE es la segunda cervecera más antigua del Estado en activo y, desde su vuelta al mercado, ha vuelto a traer su fábrica a Bilbao y traccionado de materias primas cercanas para la elaboración de cervezas km 0 y la recuperación de la industria cervecera local.